Raz Surf Camp

Situación Raz Surf Camp
Raz Surf Camp
Escuela de surf Raz Surf Camp
Nuevas instalaciones Raz Surf Camp

El diario Fabiforniano, ep.2 -El quinto continente-

¡¡Que tal familia!! Otro capítulo del diario… ¿¿Baliforniano?? ¿Estáis preparados? ¿Si? Pues poneos cómodos y abrochaos los cinturones ¡¡que nos vamos de viaje!!.

Después de tres meses en California tenemos que salir del país para renovar nuestros visados y empezamos a sopesar la posibilidad de hacernos un viaje al que le teníamos ganas desde hace años. Llevábamos mucho tiempo con ganas de conocer Bali en Indonesia, Asia, el Trópico, una cultura espiritual milenaria y… ¡¡Unas olas increíbles!!

Decidido. Por fin voy a cumplir uno de los sueños que he tenido desde que empecé a surfear hace ya unos cuantos años… El de surfear en los cinco continentes, y Asia era el que me faltaba.

fabiantubo

fabiansurf2

fabiansurf

fabiansurf3Fabián reventando Keramas, Bali.

Nos liamos la manta a la cabeza y nos vamos 18 días a Bali. Vamos a alojarnos justo delante de Keramas, una de las mejores olas del archipiélago, un arrecife poco profundo, una derecha súper maniobrable cuando está pequeña y muy fuerte y tubera cuando sube el tamaño.
En Keramas estamos un poco apartados del Mundo, es la costa este y todo el mogollón turístico se concentra en el sur, María y yo nos sentimos en la gloria: playas enormes sin un sólo turista, pueblecitos de locales que nos saludan con curiosidad (es raro ver un turista por esos lares), pequeños puestos de comida (nasi goreng, mie goreng… riquísimo, casi siempre comes lo mismo sólo que preparado de distinta manera: noodles, arroz, pollo y verduras, si no te gusta lo llevas crudo) nos divierte perdernos sin destino fijo y sumergirnos hasta donde podemos en la cultura del país, el GPS nos devolverá al warung sin problemas…
Visitamos las cascadas de Git Git, el templo de Ulun Danu en el lago Beratan, El pueblo de Ubud ( ¡¡en donde celebramos el fin de año balinés, todo un espectáculo!!) con su templo de monos y con sus interminables puestos de artesanía, terrazas de arrozales impresionantes que parecían sacados de una postal, la bahía de Padang, llegamos al mar del norte… Precioso.

fabian

Fabián totalmente integrado en la cultura local.

maria

María, muy guapa y también muy integrada en la cultura indonesia.

Lo mejor de Bali: la gente. Impresionante. Por supuesto que en los sitios con más turismo te encontrarás con unos cuantos personajes que sólo te verán como una billetera con piernas cargada de rupias… efectos colaterales de la globalización (supongo). Pero si te sales de los circuitos turísticos y te metes un poco más a fondo…. Amables, educados y risueños, siempre con ganas de entablar conversación y compartir un poco de su cultura contigo, creo que nosotros, occidentales estresados, egoístas y desconfiados tendríamos mucho que aprender del ritmo de vida y el buen karma que emana esta gente. A nosotros fue lo que más nos gustó de la isla.
Lo peor: ¡¡El tráfico infernal!!, ¿Pero? ¡¡¿¿De dónde han salido tantas motos??!! Una auténtica locura. Las carreteras están completamente saturadas y los balineses conducen como auténticos anarquistas alcoholizados que llegan tarde a todos lados, en un momento te está adelantando un coche por un lado, siete motos por la derecha y tres o cuatro por el arcén casi rozándote… ¡que susto!, pues no te lo pienses mucho porque al momento tienes a un camión de los años 50 pitándote para que te apartes, tres turistas rusos borrachos con sus motos recién alquiladas liándola, una familia de cinco en un scooter y otros cien mil lugareños detrás… Lo dicho una auténtica locura.
Hicimos un montón de kilómetros sin más que sobresaltos hasta que el último día nos comimos una moto… No hubo que lamentar más que unos roces en nuestro coche y algunas piezas rotas en la moto, nada que no se solucionase con unas cuantas rupias. Pero si vais a Bali id con cuidado, estáis avisados…

Uno de los pocos días que bajamos al sur fuimos a surfear un par de olas de esas que llevas viendo toda la vida en revistas y vídeos. Primera parada Uluwatu, segunda Padang-Padang (aquí apenas había olas) y tercera Bingín.
En Bingín nos pasa una de estas cosas que sólo cuando viajas las vives crees que pueden ocurrir… Entro en el agua y en cuanto me acerco al pico…¿eh?… ¡¿Noa?!. Noa Iturripea una de nuestras campistas está ahí esperando su turno. Me acerco, me mira extrañada y… ¡¿Fabián?!. Ja, ja… El Mundo es un pañuelo, nos abrazamos, hablamos, reímos y en cuanto llega una serie me voy en una ola, rápida, hasta el canal… Una vez remontando me doy cuenta de que alguien me mira fijamente. ¡¿ Fabián?!… ¿Eh? ¡¿Nacho!?!!. Flipo, es Nacho Borobio otro de nuestros campistas incondicionales!! Más abrazos, más risas… Le cuento que está otra campista… Flipa. El Mundo es un pañuelo y RAZSURFCAMP está en todos lados. Más tarde me encontraré con Nacho Sanchís que también está en la isla, pero llevábamos en contacto todo el invierno y ya habíamos quedado en vernos aquí.
Borobio está de luna de miel. ¡Enhorabuena Nacho! y se va el día siguiente con su mujer a otra isla, quedamos con Nacho Sanchís y Noa y se viene a pasar unos días a Keramas en donde compartimos olas y nasi gorengs que tras los largos y calurosos baños nos saben a gloria, mucha gente en el agua y a veces un ambiente un poco agresivo pero la ola es buenísima: rápida y fuerte con buenas secciones de giros y muy buenos tubos en la primera y última sección, eso si… Cuidado con el fondo porqué corta como cuchillas recién afiladas.

nachosanchis

nachosanchis2Nacho Sanchís en Bingín sacando a relucir todo su potencial.

noa

noa2Nuestra amiga Noa con todo el style del mundo (Bingín).

nachoborobio

nachoborobio2

nachoborobio3

Nacho Borobio.razfamilia¡Que envidia familia!

Nos alojamos en Nirmala un warung justo a dos minutos andando de la ola en donde nos trataron como si fuésemos de la familia… ¡¡Terima kasih!! lo recomiendo sin duda a quien quiera visitar esta parte de la isla o surfear Keramas que sin duda alguna merece la pena.

En definitiva, otra experiencia más que te forma como persona y ensancha tu visión del Mundo, ya lo sabéis si tenéis oportunidad de hacer las maletas ni os lo penséis, siempre aprenderéis algo (hasta de los momentos peores) y volveréis a casa más sabi@s de cómo salisteis.

Hasta el próximo capítulo familia, buenas olas…