Raz Surf Camp

Situación Raz Surf Camp
Tienda Raz Surf Camp
Escuela de surf Raz Surf Camp
Nuevas instalaciones Raz Surf Camp

Razmail del Amor: El campista “solitario”

¡Viva el amor! Nos flipa recibir vuestras “cartas” en el “Razmail del Amor” y esta última es especialmente guapa… El amor al surfing y la historia del campista solitario. Os dejamos con ella y os invitamos a seguir enviando material a razsurfcamp@gmail.com

“Desconozco si han habido más, pero se me ha dicho en varias ocasiones: “Joder tío, eres una leyenda, has de escribir tu historia”. Y aquí estoy, haciendo honor a esas peticiones. En primer lugar, no penséis que soy especial, tan sólo soy un campista más, eso sí, un campista que ha podido vivir de tres formas distintas la experiencia Raz Surfcamp y cada una de ellas ha sido genial, me sería imposible destacar una por encima de otra pero si podría asegurar que las tres las repetiría sin lugar a dudas. La primera, esa que me ha convertido en “leyenda”, esa que me hizo un adicto al surfing y la misma que me permitió ver las mejores olas que he visto en Razo. Al margen de todo esto, las mejores experiencias fueron las que me dieron las personas… ¿Personas? ¿No eran campistas? Sí, podría decirse que esa semana fueron campistas o simplemente fueron ellos mismos pero creo que la mejor descripción está por llegar: Dos cámaras con un control de MAC y edición de vídeos jamás vistos por territorios gallegos, un jefe de lo más enrollado, un espectacular monitor con un gran humor negro y sus respectivas señoras, amables como ellas solas. ¡Sus nombres os han de sonar! Pues fueron ni más ni menos que Xito, Ángel, Alejandro, Fabián & CIA; ellos mismos fueron las personas/campistas que hicieron que esa semana llena de espumas y caídas fuera una semana repleta de nuevos amigos, amigos que no te dejan solo, amigos que te llevan a su zulo para ver como editan grandes vídeos, amigos que te invitan a entrar al agua constantemente con ellos, amigos que te dan vaselina cuando tu piel ya no puede más, no importaba la hora, cualquiera era buena para entrar en su zulo y arrebatarles ese bien tan preciado para el adicto a las olas. Y por si fuera poco… Te sacan de Razo!

PlayaRazo

Te enseñan buenos lugares, te enseñan como pasar grandes noches de buen rollo, estrellas Galicia, buenos conciertos y sobretodo, buenas invitaciones a cenas en casas de desconocidos que pronto parecerán amigos (Saludos a un monitor que me invitó a su hogar, si, al que tenía un Renault Clío y vivió un tiempo en Paterna, Valencia). Así es campistas, estuve completamente solo, fui el único campista de la penúltima semana de Septiembre del 2010.

TerrazaRaz

Gracias Fabián por enseñarme la pasión hacia este deporte, gracias Xito y Ángel por acogerme como uno más en vuestro team y, gracias Alejandro, por haber permitido que un campista aceptase el reto de estar solo al enterarse dos días antes de la gran fecha de entrada, quizás aceptaras porque sabías que no iba a estar solo o porque simplemente viste en mí un futuro gran adicto de este deporte, fuera como fuese, muchas gracias a todos. Quizás no tuve las maravillosas actividades de Stretching con Diego, las noches de longboard y películas con Brais, ni las tardes de bandera con Pablo… Pero tuve una gran aventura y amistad “diferente” (que no especial) con el gran equipo de Raz Surfcamp.

Y por último podría explicar mis otras dos aventuras en Razo pero esas las habéis vivido todos los campistas y creo que sobran las palabras… Esta gente hizo que el final del verano 2013 tuviera sentido, hizo que fuese “BRUTAAL”, GRACIAS AMIGOS.

Atentamente, el campista “solitario”.”

Por cierto… Muchas gracias campista solitario, siempre será un placer recibirte.